Print this post Print this post

Alain de Benoist sobre la masacre de Charlie Hebdo

Benoist2886 words

English version here

Nicolas Gauthier: Pasando las legítimas indignaciones sobre la masacre en las oficinas de Charlie Hebdo, ¿qué lección podemos sacar de este evento? ¿Deberíamos verlo,  como algunos en los medios, como una evidencia de una “guerra total” declarada entre el Islam y el Cristianismo, entre Oriente y Occidente? 

Alain de Benoist: La manera abominable en la cual los empleados de Charlie Hebdo fueron masacrados retuerce mi corazón, por supuesto.  Y cuando la emoción lo arrolla todo, es mucho más difícil mantenerse razonable. Sin embargo es lo que más se necesita. Debemos imponer una distancia interior que nos permita analizar el evento y aprender de él. ¿A qué nos estamos enfrentando? Una nueva forma de terrorismo, inaugurada en Francia por Khaled Kelkal y Mohammed Merah. Difiere de oleadas de terrorismo anteriores (como el 11 de septiembre o las bombas en Madrid), que fueron planeadas e implementadas desde el exterior por redes internacionales.

Aquí estamos lidiando con ataques planeados en Francia por individuos radicalizados más o menos independientemente. Ellos fueron gradualmente de la delincuencia al jihadismo, pero son generalmente fracasados en ello. Ellos tienen gran compostura, saben cómo usar las armas, y son completamente indiferentes a las vidas de los otros. Pero sin embargo siguen siendo amateurs, torpes provocadoras, como los hermanos Kouachi que decidieron matar al personal  de una revista “para vengar al profeta”, pero fueron a la dirección equivocada, dejaron pistas por todos lados, no tenían estrategia de salida, y se olvidaron su identificación personal en un auto simplemente abandonaron. Torpes impredecibles, lo que los hace a ellos más peligrosos.

Deberíamos estar alerta al contagio mimético. La misma lógica mimética que encendió la comunión emocional de la gran marcha en apoyo de Charlie Hebdo no fallará en inspirar a potenciales emuladores de Merah, los hermanos Kouachi, o Amedy Coulibaly. Imaginen la historia social que podría ser causada por una repetición en pequeños intervalos de ataques como el que acabamos de atestiguar. En tal clima, todas las formas de manipulación se vuelven posibles. Ya lo hemos visto en el pasado. Esto es llamado “la estrategia de tensión”.

Es obviamente necesario hacerle la guerra a esta gente por todos los medios necesarios. Pero hablar de una “guerra total” no significa mucho. Los jihadistas (o los que dictan fatwas) son tan representativos del Islam como el Ku Klux Klan es del Cristianismo. Es más, no son los jihadistas, sino los Occidentales los primeros que levantaron el espectro del “choque de civilizaciones” después de trabajar para desestabilizar a todo el Medio Oriente y de eliminar todas las cabezas de los estados árabe-islámicos, desde Saddam Hussein a Gaddafi, que había puesto frenos contra el radicalismo islámico. La necesidad de pelear contra las consecuencias inmediatas no debería oscurecer el reflejo de las causas raíces.

Gauthier: Esta no es la primera vez que un diario ha sido atacado violentamente. Recordamos en particular los ataques contra Minute y Le choc du mois,  sin víctimas. Sin embargo, ha habido menos empatía mediática durante esos potenciales hechos fatales de violencia. Siempre el mismo doble-estándar.

Benoist: Digamos si, en lugar de atacar a los editores de Charlie Hebdo, los terroristas hubieran decimado valeurs actualles, es poco probable que las reacciones hubieran sido las mismas.  La gente no declararía “Je sui Valeurs” como vemos “Je suis Charlie” (del verbo “ser”, supongo, y no del verbo “seguir”). Los políticos gubernamentales ciertamente no habrían hablado de “unidad nacional” (un tema difícil de explicar por excelencia, sin embargo, porque tal “unión” siempre beneficia a aquellos que tienen poder y que se quieren beneficiar de un consenso). A diferencia de sus predecesores Hara Kiri, Charlie Hebdo, el diario liberal-libertario, se ha transformado en uno de los órganos de la ideología dominante. Ellos pueden reconocer a los suyos.

Gauthier: Se nos dice, por unanimidad, que Charlie Hebdo ha hecho de la libertad de expresión su grito de guerra. ¿Pero qué hay de las campañas contra Richard Millet y Ediciones Gallimard, Fabrice Le Quintrect en France Inter,  y Robert Ménard y Eric Zemmour en I>Télé? ¿Puede la libertad de expresión tener límites?

Benoist: Suficiente hipocresía. El 26 de abril de 1999, los líderes de Charlie Hebdo llevaron dibujos al Departamento de Interior conteniendo 173,700 firmas llamando a la prohibición del Frente Nacional. ¡Era un asunto de defender la libertad de expresión! Manuel Valls dijo que “El libro de Zemmour no merece ser leído”, mientras que otro ministro preguntó sin vergüenza que “Los shows televisivos y las columnas de los diarios dejaron de albergar tales afirmaciones”.  Por no hablar del caso Dieudonné.

Dicho eso, seamos justos. Entre aquellos que elogian la libertad de expresión cuando se trató de Zemmour, hay desafortunadamente muy pocos que estén dispuestos voluntariamente a extenderla a sus oponentes. “La libertad es siempre la libertad de aquellos que piensan diferente” (Rosa Luxemburgo),  lo que significa que tenemos que defenderla incluso cuando beneficia a aquellos que despreciamos. Pero eso es precisamente lo que la ideología dominante se niega a hacer, aquí y en los Estados Unidos, donde la Primera Enmienda permite a cualquier decir o escribir lo que quiere, pero donde las perspectivas y posturas no-conformistas son cada vez más marginalizadas de lo que son en Francia.  ¡A si como el derecho a trabajar nunca le dio a nadie un trabajo, el derecho a hablar no garantiza la oportunidad de ser oído!

Fuente: http://www.bvoltaire.fr/alaindebenoist/charlie-hebdo-journal-liberal-libertaire-etait-devenu-lun-des-organes-de-lideologie-dominante,150867

If you enjoyed this piece, and wish to encourage more like it, give a tip through Paypal. You can earmark your tip directly to the author or translator, or you can put it in a general fund. (Be sure to specify which in the "Add special instructions to seller" box at Paypal.)
This entry was posted in North American New Right and tagged , , , , , , , , , , , , . Both comments and trackbacks are currently closed.
    Kindle Subscription
  • EXSURGO Apparel

    Our Titles

    Confessions of a Reluctant Hater (2nd ed.)

    The Hypocrisies of Heaven

    Waking Up from the American Dream

    Green Nazis in Space!

    Truth, Justice, and a Nice White Country

    Heidegger in Chicago

    The End of an Era

    Sexual Utopia in Power

    What is a Rune? & Other Essays

    Son of Trevor Lynch's White Nationalist Guide to the Movies

    The Lightning & the Sun

    The Eldritch Evola

    Western Civilization Bites Back

    New Right vs. Old Right

    Lost Violent Souls

    Journey Late at Night: Poems and Translations

    The Non-Hindu Indians & Indian Unity

    Baader Meinhof ceramic pistol, Charles Kraaft 2013

    Jonathan Bowden as Dirty Harry

    The Lost Philosopher, Second Expanded Edition

    Trevor Lynch's A White Nationalist Guide to the Movies

    And Time Rolls On

    The Homo & the Negro

    Artists of the Right

    North American New Right, Vol. 1

    Forever and Ever

    Some Thoughts on Hitler

    Tikkun Olam and Other Poems

    Under the Nihil

    Summoning the Gods

    Hold Back This Day

    The Columbine Pilgrim

    Confessions of a Reluctant Hater

    Taking Our Own Side

    Toward the White Republic

    Distributed Titles

    Tyr, Vol. 4

    Reuben

    The Node

    Axe

    Carl Schmitt Today

    A Sky Without Eagles

    The Way of Men

    Generation Identity

    Nietzsche's Coming God

    The Conservative

    The New Austerities

    Convergence of Catastrophes

    Demon

    Proofs of a Conspiracy

    Fascism viewed from the Right

    Notes on the Third Reich

    Morning Crafts

    New Culture, New Right

    The Fourth Political Theory

    Can Life Prevail?

    The Metaphysics of War

    Fighting for the Essence

    The Arctic Home in the Vedas

    Asatru: A Native European Spirituality

    The Shock of History

    The Prison Notes

    Sex and Deviance

    Standardbearers

    On the Brink of the Abyss

    Beyond Human Rights

    A Handbook of Traditional Living

    Why We Fight

    The Problem of Democracy

    Archeofuturism

    The Path of Cinnabar

    Tyr

    The Lost Philosopher

    Impeachment of Man

    Gold in the Furnace

    Defiance

    The Passing of a Profit & Other Forgotten Stories

    Revolution from Above