Print this post Print this post

El hombre más inteligente en la habitación

2,234 words

HeadboardEnglish original here

Recientemente he tenido una epifanía de cómo los Nacionalistas Blancos podrían hacer un mejor trabajo creando un movimiento vanguardista genuino. El Vanguardismo, al cual nunca me canso de señalar, es y siempre debe ser una estrategia elitista. La historia está hecha por las elites. Los blancos, sin embargo, son dominados por una elite judía y plutocrática que, a lo mejor, es indiferente al futuro de nuestra raza y, a lo peor, está apoyando intencionalmente las políticas que llevan a la extinción biológica.

Para salvar a nuestra raza, los nacionalistas blancos deben derribar a la elite existente y hacer de la supervivencia y florecimiento de la raza la principal prioridad política. Pero, para vencer a nuestros enemigos, nuestra elite tiene que ser mejor que su elite. El Nacionalismo Blanco nunca ganará hasta que nuestro movimiento se vuelva una elite capaz de darle a nuestro pueblo un futuro nuevamente. Y eso es un objetivo alto.

De acuerdo a Patrick Le Brun, un principio para ser exitoso en los negocios es “Nunca seas el hombre más inteligente en la habitación”. Lo mismo es verdad en la política. Si yo fuera el hombre más inteligente el Nacionalismo Blanco, estaríamos perdidos. Afortunadamente, desde el principio, tuve el privilegio de conocer gente a los cuales genuinamente admiro como intelectos superiores, Kevin MacDonald y Phil Rushton están entre los primeros. Y en los años recientes, estuve muy excitado de conocer más y más jóvenes quienes son temerosamente inteligentes, muchos saliendo de la blogosfera “neo-reaccionaria”.

El gran desafío que enfrento es como crear un movimiento intelectual que atraiga y mantenga el interés de gente que es mucho más inteligente que yo. Mi IQ es 136, fuertemente inclinado hacia lo verbal. Eso me pone dentro del 99% de la población general pero al final del espectro cercano a la gente muy inteligente. Hay por lo menos diez millones de blancos que son más inteligentes que yo, y sería lindo tener más de ellos de nuestro lado.

Por supuesto, el problema no es sólo atraer a la gente inteligente, sino también a la gente que es creativa, noble, honorable y valiente antes que la media.

La escalera mecánica descendente

Ahora, veamos los varios modelos existentes de crear una vanguardia, para ver si  es probable que pongan nuestro movimiento en una trayectoria ascendente o descendente. Cualquier organización en la cual, por default o por diseño, el fundador termina siendo el más inteligente de la habitación tiene que ser juzgado como un fracaso.

APPLEWHITEPrimero, está el modelo gurú-religión, en el cual el maestro afirma tener acceso a un cuerpo de sabiduría el cual él dispensa a sus estudiantes en un curso de estudio jerárquico. Este modelo nunca supera al fundador. Sólo atrae a gente que está impresionada con el conocimiento del fundador y su aura de sabiduría. La gente superior es dejada de lado.

No importa que doctrina el gurú predique, ya sea sabiduría Tradicional o auto-trascendencia Fausteana. La Alianza Nacional es un ejemplo de como una organización que estaba ideológicamente comprometida a superar a la humanidad no pudo ni siquiera superar a su fundador, William Pierce.

(Discuto el atractivo y las limitaciones de este modelo en mayor detalle en mi ensayo ‘Metapolítica y la Guerra Oculta’)

HartmannSegundo, está el modelo del instructor Sargento Hartmann, en el cual las voces moderadas y páginas gentiles donde el movimiento nacionalista blanco apoya a los Republicanos mainstream – American Renaissance, VDare, NPI, Radix, etc – para un implacable abuso vulgar en orden de separar a algunos de sus seguidores, los cuales se ordenaran alrededor de otras páginas y salas de chat para intercambiar fantasías de ultraviolencia.

Desafortunadamente, esta estrategia sólo atrae a la gente que es inferior en intelecto y amor propio a la persona que emite los arenga. La gente superior es rechazada con asco, y el fundador termina en una disputa en una sala de chat con enormes piezas de mierda anfibia. (Ocasionalmente, las cosas se animan cuando uno de ellos sale a matar).

cocktailcultureTercero, está el club de señores-fraternidad como modelo, en el cual la gente al menos trata de vestirse como una elite. Este modelo es el menos problemático. Puede proveer un espacio para la comunicación entre activistas y escritores. Puede guiar jóvenes escritores y activistas. Puede juntar donadores y gente que necesita dinero para prometedoras iniciativas. Como modelo, no está inherentemente constituido como opuesto a una trayectoria ascendente.

Pero un grupo así con el cual tuve experiencia directa, excluyó desde el principio algunas de las personas más importantes en el movimiento, gente que era más grande que – y por lo tanto amenazante a- los fundadores.

Es más, el modelo fraternal está pobremente calificado para la gente más creativa del movimiento, quienes tienden a tener tipos de personalidad introvertida.

Finalmente, entre más conservador es el grupo, más probable es que sus éticas sean burguesas en lugar de aristocráticas y guerreras. Pero el sistema presente ha sido cuidadosamente calibrado para mantener a los hombres burgueses plácidamente trabajando y consumiendo y jugando seguros e inteligentes hasta la extinción. Sólo una ética aristocrática, guerrera, que mantiene al egoísmo y la seguridad con menosprecio tienen una posibilidad de frenar el genocidio blanco. (Para más información sobre las diferencias entre el tipo burgués y el tipo guerrero, vean mi ensayo “El Factor Moral” Parte I y II.

Virtudes Clásicas contra Virtudes Burguesas

Nuevamente, por default o por diseño, cualquier organización termina con su fundador como la persona más inteligente en la habitación, está haciendo algo mal. Una de las razones por las cuales esto pasa es porque resulta importante para algunos individuos ser siempre el más inteligente de la habitación. En pocas palabras, el propósito de muchos grupos no es realmente salvar a la raza blanca, sino simplemente alimentar el narcisismo de un “gran líder”. Este tipo de narcisismo está generalmente absolutamente enlazado con un sistema de valor burgués, formando una soga lo suficientemente firme para colgar a cualquier organización.

En 2009, mi amistad con una persona menor pero habitual de la escena Nacionalista Blanca, giró para mal cuando él mencionó, de forma casual, que uno de mis mayores defectos es no saber cuándo “lamer botas”[1]. “Lamerte las vos a vos” traduje en la privacidad de mis pensamientos. Él siempre ha sido un neurótico desesperado por atención. Eso era claro para todos. Pero nunca pensé que su necesidad era tan desesperada que lo diría en voz alta, mucho menos ser satisfecho con elogios mentirosos a los cuales él estaba invitando. Mi reacción inicial fue lastima. Pero él había perdido toda su dignidad, y mi lástima rápidamente se transformó en desprecio.

“Lamer botas” tiene un tono completamente peyorativo. Significa adulaciones mentirosas como medio de ascenso social. Pero lamer botas es sólo una herramienta de ambición sin escrúpulos, junto a difamación, chantaje, y fraude. Cuando lamer botas falla, los otros no están tan atrás.

A mi criterio, estos vicios son peores que el robo, el asalto, o incluso el asesinato. Un ladrón “honesto” simplemente toma tu propiedad. Un estafador toma tu propiedad y socava la confianza que hace posible el avance de la civilización. Colgaría a todos y cada uno de ellos desde Bernie Madoff hasta el mendigo que afirma que sólo necesita 50 centavos para un boleto de transporte.

Estos vicios crecen en la sociedad burguesa, en los cuales el éxito financiero es el objetivo mayor, lo cual le permite a la gente regodearse en la inmundicia moral con buena consciencia, siempre y cuando ellos terminen siendo “ganadores”.

Sociedades avanzadas, de alta confianza son también sociedades jerárquicas. Pero la jerarquía es una de las causas principales de la mentira, porque es generalmente la primera medida de aquellos desesperados de mantener  su estatus o elevarlo. Mientras uno crece en jerarquía, es simultáneamente más importante tener información correcta y es más difícil de obtener, porque los lame botas esconderán las malas noticias, elegirán la información a dedo para confirmar sus prejuicios, festejaran las malas decisiones, y sólo alimentarán el ego de uno.

Es por esto que la franqueza  en decir la verdad es una de las virtudes aristocráticas clásicas. Es por esto que la magnanimidad –“grandeza” del alma”- es una característica importante de los líderes. La magnanimidad fluye desde el valor alto y justificado, de la autoestima que es lo suficientemente fuerte para poder escuchar la verdad, incluso si son malas noticias, incluso si no son particularmente halagadoras.

En contraste, la necesidad narcisista  de constante afirmación externa, es un aspecto del vicio clásico de la “pusilanimidad” o “mezquindad del alma”.  Un singo de que tu jefe es un narcisista es cuando él no puede soportar ser corregido y castiga a la gente por llevarle malas noticias.

Un signo de magnanimidad es la habilidad de perder elegantemente de tiempo en tiempo, debido a que demuestra que el valor del individuo no está atado a la victoria en cada competencia. (Perder elegantemente todo el tiempo simplemente lo hace a uno Republicano).

La gente pusilánime, al contrario, son “competitivos”. Hacen competencias sobre todo, incluso cuando te quieres relajar con tus amigos. Siempre está la necesidad de ganar – o ser visto ganando- debido a que su valor propio depende constantemente de la afirmación externa.

Aunque la magnanimidad involucra franqueza con los pares y los superiores, Aristóteles afirmó que la magnanimidad puede dar permiso a la “ironía” cuando se está lidiando con inferiores, la ironía siendo una especie de mentira. Cuando un inferior comete un error honesto, el jefe magnánimo reducirá su importancia. “No pasa nada. Este tipo de cosas suceden todo el tiempo”. La gente magnánima no se enoja por tales cosas, porque tienen expectativas realistas del comportamiento humano. Y ellos saben que la información precisa es tanto valiosa como rara, por lo tanto hacen todo lo que pueden para evitar dar incentivos a sus subordinados en mentir u ocultar malas noticias.

La escalera mecánica ascendente

¿Cómo podemos crear un movimiento que se supere a sí mismo constantemente, y que pueda atraer a gente cada vez mejor? Queremos un movimiento en el cual la gente sea inteligente, más creativa, más noble, y más valiente a medida que pasen los años. Esa es la única forma por la cual podemos hacer surgir una elite que le gane a la elite enemiga.

Primero, una herejía: cuidado con los líderes y el principio de liderazgo. Esto vuela directo a la cara del sentido común del movimiento. Incluso en mi propia experiencia, durante los últimos +10 años me he encontrado con muchos individuos altamente talentosos que han hecho prácticamente nada por la causa a razón del colapso de la Alianza Nacional, la cual les otorgaba liderazgo.

Por supuesto, necesitaremos líderes eventualmente. Así como también necesitaremos seguidores eventualmente. Pero como también pienso que el populismo es prematuro, pienso que no estamos listos para el liderazgo.

Los líderes sólo atraen seguidores, y los seguidores en general son inferiores a los líderes. Una vez que el movimiento encuentre un líder, su tendencia de superarse a sí misma es limitada. Por lo tanto preferiría esperar hasta que tengamos un promedio muy por sobre la media antes de arriesgar eso. En lugar de buscar seguidores, busquemos gente que nos gustaría seguir. Créanme, cuando necesitemos líderes, emergerán. Así que, mientras tanto, nos preocupamos de volvernos un grupo que un gran hombre querría liderar. Porque aún no hemos llegado lejos.

Segundo, necesitamos cultivar las virtudes clásicas necesarias para un movimiento siempre ascendente. Necesitamos valorar la magnanimidad. Se necesita cierta grandeza y confianza para buscar hombres mejores que uno. No me estoy halagando a mí mismo aquí. Yo sé que me gustaría ser tal persona, que necesito ser tal persona.

Debemos alejar a los de pequeña mente, narcisistas que sólo quieren ser rodeados por aduladores y charlatanes.  Si un hombre es vano, él es ‘necesitado’. Si él es ‘necesitado’, entonces es débil. Cuando la debilidad se junta con la ambición, intrigas y mentiras inevitablemente vendrán, y el capital social de alta confianza será consumida mientras los narcisistas desgarran su camino hacia el escenario.

Necesitamos cultivar una ética que cause verdad antes que adulación que sea lingua franca. Debemos ser humildes pero francos con los superiores, francos y colegiales entre los compañeros, y gentil e irónicos con los inferiores.

Necesitamos evitar a las personas que son pretenciosas, porque ellas no pueden reconocer a los superiores, quienes adulan a la gente que ellos reconocen como superiores; hablan por detrás de los pares; y tiranizan sobre las personas que creen que están debajo de ellos. De nuevo, tal gente inyecta falsa información y agendas secretas en todas las interacciones, gastando el capital social de una civilización de alta confianza.

¿Entonces cómo organizamos esta trayectoria ascendente moral e intelectual? Quiero terminar con una herejía más: cuidado con las organizaciones. Uno no puede tener organizaciones sin líderes, y ya he explicado mis reservas sobre ellos. Pero hay un modelo alternativo a la organización jerárquica, básicamente una red no-jerárquica. (Hablo en detalle sobre los límites de las jerarquías y la necesidad de tales redes en el artículo “Metapolitics and Occult Warfare,” Parte 4.

Esto significa que empezamos donde estamos ahora mismo – básicamente en una red de redes virtuales y del mundo real-  y debemos pensar cómo construirlas para que sean mejores. ¿Qué cambios podemos hacer, ahora mismo, en nuestras interacciones con otros Nacionalistas Blancos, para elevar a nuestro movimiento, a nuestra raza, nuevamente en un camino ascendente?

Notas

1. Suck Up en el original en inglés, en referencia a chupa medias, lame botas, adulador, etc.

 

If you enjoyed this piece, and wish to encourage more like it, give a tip through Paypal. You can earmark your tip directly to the author or translator, or you can put it in a general fund. (Be sure to specify which in the "Add special instructions to seller" box at Paypal.)
    Kindle Subscription
  • EXSURGO Apparel

    Our Titles

    Confessions of a Reluctant Hater (2nd ed.)

    The Hypocrisies of Heaven

    Waking Up from the American Dream

    Green Nazis in Space!

    Truth, Justice, and a Nice White Country

    Heidegger in Chicago

    The End of an Era

    Sexual Utopia in Power

    What is a Rune? & Other Essays

    Son of Trevor Lynch's White Nationalist Guide to the Movies

    The Lightning & the Sun

    The Eldritch Evola

    Western Civilization Bites Back

    New Right vs. Old Right

    Lost Violent Souls

    Journey Late at Night: Poems and Translations

    The Non-Hindu Indians & Indian Unity

    Baader Meinhof ceramic pistol, Charles Kraaft 2013

    Jonathan Bowden as Dirty Harry

    The Lost Philosopher, Second Expanded Edition

    Trevor Lynch's A White Nationalist Guide to the Movies

    And Time Rolls On

    The Homo & the Negro

    Artists of the Right

    North American New Right, Vol. 1

    Forever and Ever

    Some Thoughts on Hitler

    Tikkun Olam and Other Poems

    Under the Nihil

    Summoning the Gods

    Hold Back This Day

    The Columbine Pilgrim

    Confessions of a Reluctant Hater

    Taking Our Own Side

    Toward the White Republic

    Distributed Titles

    Tyr, Vol. 4

    Reuben

    The Node

    Axe

    Carl Schmitt Today

    A Sky Without Eagles

    The Way of Men

    Generation Identity

    Nietzsche's Coming God

    The Conservative

    The New Austerities

    Convergence of Catastrophes

    Demon

    Proofs of a Conspiracy

    Fascism viewed from the Right

    Notes on the Third Reich

    Morning Crafts

    New Culture, New Right

    The Fourth Political Theory

    Can Life Prevail?

    The Metaphysics of War

    Fighting for the Essence

    The Arctic Home in the Vedas

    Asatru: A Native European Spirituality

    The Shock of History

    The Prison Notes

    Sex and Deviance

    Standardbearers

    On the Brink of the Abyss

    Beyond Human Rights

    A Handbook of Traditional Living

    Why We Fight

    The Problem of Democracy

    Archeofuturism

    The Path of Cinnabar

    Tyr

    The Lost Philosopher

    Impeachment of Man

    Gold in the Furnace

    Defiance

    The Passing of a Profit & Other Forgotten Stories

    Revolution from Above