Print this post Print this post

Porque Ramzpaul está en lo Correcto
(& porque no importa)

Ramz1,696 words

English original here

Ramzpaul está básicamente en lo correcto al quejarse sobre el ala “1488” del Nacionalismo Blanco. Él esta obviamente frustrado con las señalizaciones puritanas y el LARPing[1]. Creo que se equivoca al acusar a los 1488s de ser plantados por el enemigo, aunque algunos probablemente si sean. Pienso, sin embargo, que la frustración más profunda proviene del sentimiento de que las ideas Nacionalistas Blancas tienen el potencial de limpiar nuestra sociedad y redefinir el espectro político, si no fuera por la facilidad que tienen el enemigo de estigmatizarlos como “nazis”. (Utilizaré este término en lugar de ‘Nacional Socialista’, porque estamos hablando de retórica estigmatizaste aquí.)

¿Estás preocupado de que nuestra raza esté en declive demográfico? ¡Sólo los nazis se preocuparían de ello! ¿Quieres asegurar las fronteras contra criminales y terroristas? ¡Sólo los nazis querrían hacer eso! ¿Piensas que es loco que Suecia, Alemania y otros países europeos hayan importado miles de violadores de África y del Oriente Medio? ¡Sólo un nazi se preocuparía por ello! ¿Piensas que tu país debería preferir a sus ciudadanos por sobre los extranjeros, los trabajadores por sobre los parásitos, y la gente decente sobre los criminales? ¡Sólo los nazis pensarían de esa forma! ¿Piensas que los blancos deberían empezar diciendo “no” a las locas demandas injustas y no blancas, cómo los protestantes del movimiento Black Live Matters quienes básicamente demandan el fin de mantener la ley contra los criminales negros? ¡Sólo un nazi querría eso! No quieres ser un nazi, ¿verdad? Entonces, deja de protestar contra las políticas que destruirán a los blancos. Después de todo, la única forma por la cual los blancos pueden disculparse por los crímenes de los nazis es dejando de existir.

Este tipo de retórica es tan estúpida, y los propósitos que promueve son tan malvados, que debería ser un juego de niños demolerla. Pero hemos tenido más de 90 años de propaganda anti-nazi servida a nosotros, lo cual ha creado una poderosa inhibición moral para pensar racionalmente sobre cualquier política, no importa que tan sensible, si son estigmatizados como “igual que los nazis”.

Para empeorar las cosas, hay muchas de los nuestros que están felices colaborando en el proceso de estigmatizar y marginalizar las políticas sensibles como “nazis”. Saltan y dicen “¡Estás en lo correcto! Sólo los nazis creen en fronteras. Sólo los nazis se oponen a la violación. Sólo los nazis toman su propio lado en una pelea”.

Dada la elección de defender las políticas necesarias para la supervivencia de nuestra raza – o defender el honor de Adolf Hitler y el Nacional Socialismo, la muchedumbre 1488 prefiere lo segundo. Pero este es un movimiento derrotista y perverso.

Al principio de este año, después de los asaltos sexuales masivos y acosos hacia las mujeres alemanas por los hombres musulmanes durante las vísperas del año nuevo, el Mayor de Colonia declaró que ella estaba estableciendo “lugares seguros” para las mujeres durante la época de Carnaval. Twittié lo siguiente:

¿Por qué no puede ser toda Alemania segura para las mujeres?

Es buena propaganda, porque la respuesta natural es “Si, ¿por qué no?” Ganaremos cuando la primera reacción del público a todas las políticas nacionalistas sea “Si, ¿por qué no?” Porque si cada individuo tuviera su propio lugar, y cada familia su propia casa, ¿por qué no puede cada pueblo tener su propio país? ¿Por qué no?

Pero imaginen un mensaje diferente:

Hitler tenía razón. ¿Por qué no puede ser toda Alemania segura para las mujeres?

La reacción inicial de la mayoría de las personas sería indignación, desconfianza, o dudas sobre la primera sentencia. Y muy pocos llegarían a leer la segunda oración, y mucho menos pensar, “Si, ¿por qué no?” Más allá de eso, el hecho de que un oponente a la violación masiva enlace su posición con Hitler en realidad le da crédito a la estúpida afirmación de que oponerse a las violaciones de las mujeres alemanas es de alguna forma algo malvado porque es “como Hitler”.

El caso para un nacionalismo étnico y racial nunca fue tan fuerte. La filosofía, la historia, la ciencia, y las noticias argumentan a su favor diariamente. Entonces es fácil ver porque los enemigos del nacionalismo quieren marginalizar y estigmatizarlo al enlazarlo con un único movimiento nacionalista de Europa central de la primera mitad del siglo XX. Nuestros enemigos afirman que el nazismo es la única y auténtica forma de nacionalismo étnico o racial. Es difícil de entender porque nuestros amigos en el nacionalismo quieren hacer la misma cosa.

El nazismo no es la única y verdadera forma de nacionalismo racial. No es el único camino a las políticas raciales nacionalistas. Nuestras políticas están basadas en la razón y en la realidad, no en las contingencias históricas de Europa central entre guerras.

¿Por qué es el caso de que incluso en países como Polonia, Ucrania, y Rusia, los cuales sufrieron terriblemente a manos del nazismo, los nacionalistas se identifican con el Nacional Socialismo? Pienso que es un producto natural de la propaganda anti-nacionalista. Cuando una población acepta la equivalencia falsa de que nacionalismo = nazismo, entonces la mayoría de las personas se alejaran del nacionalismo, pero siempre habrá una pequeña minoría que aún la abrazará.

Algunas de estas personas se ven atraídas al nazismo porque realmente piensan que es malvado. No se puede hacer mucho con tales personas. Otros piensan que es verdadero y bueno, y abrazarán todo lo que es verdadero y bueno más allá de cualquier estigma. Estas personas son admirables. Tales idealistas sinceros incluso pueden creer que pueden persuadir suficientes conciudadanos para girar el balance político en favor del nacionalismo. Después de todo, la historia está hecha por enérgicas minorías.

Hay dos problemas con esta noción:

  1. El número de personas receptivas al nazismo –paleo o neo- es probablemente demasiado pequeña para cambiar la dirección de cualquier sociedad. (Y si, un movimiento puede crecer hasta alcanzar su límite máximo de, digamos, .02% de la población general)
  2. Las políticas nacionalistas raciales/étnicas genéricas tienen el potencial de convertir a la vasta mayoría de nuestra gente, lo cual es porque –nuevamente- nuestros enemigos buscan

Entonces, dada la opción entre el punto #1 y el punto #2, el mejor camino para la salvación de nuestra raza es claramente el #2. Si, nuestros enemigos siempre tirarán la acusación de “nazi” hacia nosotros. Pero siempre tendremos una opción cuando lo hagan: ayudarlos o pelear contra ellos.

¿Es “mayoritario”? No, soy un vanguardista. Los mayoritarios quieren cambiar nuestros principios. ellos quieren ser más como lo establecido y convencional. Yo quiero mantener nuestros principios y cambiar lo mayoritario para que sea más parecido a nosotros. No quiero que el Nacionalismo Blanco se vuelva popularmente convencional, yo quiero que las corrientes principales se vuelvan Nacionalistas Blancos. Quiero cambiar la conciencia pública, no ser un espejo o un eco de ella.

Para mí, hay cuatro principios no negociables del Nacionalismo Blanco:

  1. Los europeos son una raza distintiva, la raza blanca
  2. Nuestra raza está en viaje a la extinción biológica por malas decisiones políticas (genocidio blanco)
  3. Nuestra única solución a este peligro es crear patrias blancas racialmente y étnicamente homogéneas.
  4. Los judíos son un pueblo distintivo y pertenecen a su propia patria, no desperdigados entre las patrias blancas.

Nunca salvaremos a nuestra raza al abandonar cualquiera de estos principios, así que debemos convertirla a nuestra forma de pensar.

Lo opuesto a la corriente principal es la vanguardia. Pero otro opuesto de lo principal es lo marginal. El vanguardismo y la marginalidad no son las mismas cosas. Así que nunca deberíamos confundir la auto-marginalización como una estrategia victoriosa de vanguardia. Sólo porque algo no es popular y de la corriente principal no significa que es una vanguardia capaz de ponerse por delante.

“Hitler no hizo nada malo” es un meme gracioso, pero no es una tesis defendible. Y, seamos honestos: es graciosa porque es una chutzpah. Hay algo vigorizante sobre la pura auto-afirmación frente a la cara de prácticamente el mundo entero. Estuve encantado cuando Charles Manson declaró, “La guerra no terminó en lo que a mí me parece”. (Recuerden, él no está encerrado con ellos, ellos están encerrados con él.) Pero la guerra realmente está terminada, aunque la lucha por la supervivencia europea continua. Si, la gente construye fuerza al llevar pesos innecesarios. Pero esto es política, no terapia. Y los movimientos políticos se derrotan a sí mismos al tomar tales pesos.

Una vez le dije a un amigo que, felizmente me uniría a su pequeña guardia de honor espiritual en la cripta del Nacional Socialismo, excepto que pienso podemos efectivamente ganar. Hay muchas actitudes y comportamientos derrotistas en la Derecha Alternativa: alcoholismo, abuso de drogas, LARPing, pendencieros, drama de internet, etc. Porque creo que la gente que gravita hacia ello es porque, en el fondo, ya están derrotados. No piensan que pueden ganar; esa actitud lleva a comportamientos derrotistas; y así la profecía se cumple a sí misma. Naturalmente, preferiría mucho más que ellos cumplan mi profecía: que los Millenials algún día serán conocidos como la Mejor Generación, porque liberarán a nuestra raza y establecerán patrias para todos nuestros pueblos.

Así, para resumir, pienso que Ramzpaul está básicamente en lo correcto. Pero ¿pienso qué importa? Porque los 1488s nunca se irán, así que pienso que está perdiendo su tiempo pescándolos. En su lugar, necesitamos encontrar una forma de aceptar su existencia y transformarlos en inversiones en lugar de pérdidas. Primero, necesitamos atraer a gente con altos principios e idealistas, algunos que podemos educar. Segundo, la mejor forma de convertir a la gente no es atacándolos sino, con el ejemplo, al hacer un mejor trabajo al atacar a nuestros enemigos en común. Tercero, ellos nos hacen parecer más moderados y centristas en comparación. Así que pueden servir como un candidato que en unas elecciones desafía a un líder de su propio partido, con el propósito de medir la fuerza de la oposición, lo cual puede asustar a la gente en un acercamiento más acomodado. Cuarto, y final, como Jonathan Bowden a menudo señalaba, los ultras marginales de cualquier movimiento político generalmente atraen a gente altamente enérgica y creativa. Podemos absorber algo de esa energía y robar sus mejores memes.

Nota

1. Nota del Traductor: Live Action Role Playing Game o “Juego de Rol en Vivo”

 

Related

This entry was posted in North American New Right and tagged , , , , , , , , , , , . Both comments and trackbacks are currently closed.
    Kindle Subscription
  • Our Titles

    You Asked For It

    More Artists of the Right

    Extremists: Studies in Metapolitics

    Rising

    The Importance of James Bond

    In Defense of Prejudice

    Confessions of a Reluctant Hater (2nd ed.)

    The Hypocrisies of Heaven

    Waking Up from the American Dream

    Green Nazis in Space!

    Truth, Justice, and a Nice White Country

    Heidegger in Chicago

    The End of an Era

    Sexual Utopia in Power

    What is a Rune? & Other Essays

    Son of Trevor Lynch's White Nationalist Guide to the Movies

    The Lightning & the Sun

    The Eldritch Evola

    Western Civilization Bites Back

    New Right vs. Old Right

    Lost Violent Souls

    Journey Late at Night: Poems and Translations

    The Non-Hindu Indians & Indian Unity

    Baader Meinhof ceramic pistol, Charles Kraaft 2013

    Jonathan Bowden as Dirty Harry

    The Lost Philosopher, Second Expanded Edition

    Trevor Lynch's A White Nationalist Guide to the Movies

    And Time Rolls On

    The Homo & the Negro

    Artists of the Right

    North American New Right, Vol. 1

    Forever and Ever

    Some Thoughts on Hitler

    Tikkun Olam and Other Poems

    Under the Nihil

    Summoning the Gods

    Hold Back This Day

    The Columbine Pilgrim

    Confessions of a Reluctant Hater

    Taking Our Own Side

    Toward the White Republic

    Distributed Titles

    Tyr, Vol. 4

    Reuben

    The Node

    A Sky Without Eagles

    The Way of Men

    The New Austerities

    Morning Crafts

    The Passing of a Profit & Other Forgotten Stories

    Asatru: A Native European Spirituality

    The Prison Notes

    Standardbearers

    Tyr

    The Lost Philosopher

    Impeachment of Man

    Gold in the Furnace

    Defiance