Print this post Print this post

Reformulando la cuestión judía

Reframing951 words

English original here

Cuando me interesé por primera vez en el Nacionalismo Blanco, me di cuenta que el principio básico del etnonacionalismo siempre fue enmarcado como distinto de la cuestión judía. El etnonacionalismo es la idea de que la diversidad étnica y racial dentro del mismo sistema político son fuentes de conflicto, y que la paz y la harmonía se sirven mejor al establecer tierras soberanas y homogéneas para todos los pueblos.

La cuestión judía, sin embargo, es supuestamente algo separado del etnonacionalismo básico. Incluye tales temas como el rol de los judíos en promover el comunismo, el Sionismo, y la  decadencia de los blancos, e incluso preguntas sobre el holocausto. Algunos nacionalistas persiguen estas preguntas, pero otros eligen abstenerse, simplemente al llevar adelante el etnonacionalismo pero sin tocar la “C.J”.

Quiero sugerir que está formulación de la cuestión judía es enteramente errónea. La cuestión judía no es algo distinto del etnonacionalismo. No es algo separado, de orden superior, un juego enteramente opcional de cuestiones en las cuales los etnonacionalismos pueden rechazar por sí mismos. Al contrario, la cuestión judía es simple, la aplicación directa del principio básico del etnonacionalismo.

Si el etnonacionalismo invoca al reemplazo de las sociedades multiculturales por monoculturales, entonces los judíos, como pueblo distinto, pertenecen a su propia tierra y no desperdigados entre las naciones. Así si Inglaterra fuera a ser Inglesa, Suecia sueca, Irlanda irlandesa, las poblaciones extranjeras necesitan ser repatriadas a sus propios lugares de pertenencia, los judíos incluidos. Esta es la respuesta etnonacionalista a la cuestión judía.

Esto está completamente de acuerdo con el sentido histórico original de la cuestión judía, la cual es la cuestión de cómo los judíos, siendo una nación distintiva, pueden recibir ciudadanía e igualdad legal dentro de otras naciones. Nuestra respuesta es: no deberían. Ellos pertenecen a su propia nación-estado. La cuestión judía es enteramente una cuestión sobre la relación entre etnicidad y estados-nación.

La cuestión judía es anterior a tales fenómenos como el comunismo, el sionismo, y el holocausto, así que ciertamente no tiene una conexión necesaria con ellos. Tampoco está la cuestión judía necesariamente conectada con el rol de los judíos en promover la decadencia cultural y demográfica blanca. Los judíos pueden ser tan venenosos como serpientes o inocentes como corderos, pero aún habría una cuestión judía simplemente porque son un pueblo distinto esparcido entre las otras naciones.

En tanto les concierne a los Nacionalistas Blancos, la cuestión judía es exactamente análoga a la cuestión mexicana, gitana o negra. Así la cuestión judía es el entendimiento básico del etnonacionalismo, no un selectivo y oculto elevado nivel.

Este acercamiento a la cuestión judía cambia el peso de la prueba. No es más correspondiente al “anti-semita” el discutir que los etnonacionalistas necesitan prestar atención al a cuestión judía. Uno no necesita argumentar que los judíos son un pueblo “especial” una vez que uno observa que son simplemente un pueblo diferente, y, por lo tanto, pertenecen a su propia patria, no entre nosotros.

En su lugar, es correspondiente a aquellos etnonacionalistas que se abstienen de la “C.J”, explicar porque los judíos, a diferencia de otros pueblos extranjeros, tienen el derecho a vivir entre nosotros con ciudadanía plena – porque esto es, en efecto, lo que los nacionalistas que desean evitar la cuestión judía están argumentando.  Cuando Jared Taylor dice que los judíos “para mí son blancos”, él está diciendo que ellos son “nosotros”, no una nación distinta. Por supuesto, afirmar que los judíos son “nuestros” es inconsistente con la política de American Renaissance en elogiar a Israel como una nación que protege sus fronteras y toma su propio bando en los conflictos étnicos. Ya que si los judíos son un pueblo blanco genérico, ¿Qué justificación posible tienen para crear un etnoestado en tierra Palestina? Y si los judíos son un pueblo distinto, ellos pertenecen en su propia tierra, no entre las naciones.

Por supuesto, es fácil para Taylor implicar que los judíos son “nuestros” en la olla mixta de EEUU. Sería más difícil decir que los judíos “parecen franceses” o “parecen suecos”, porque no lo parecen, y porque las identidades étnicas francesas o suecas no son una cuestión de blancura genérica. Es más, más allá de los altos niveles de matrimonios mixtos, el núcleo de la comunidad judía de los EEUU se ha mantenido alejada de la olla de mezcla y se identifica fuertemente con el estado de Israel. Y finalmente, los judíos no son genéricamente blancos desde un principio. El núcleo racial de su población es no-europea, aunque algunos judíos han recogido muchos genes europeos en sus vagabundeos.

La cuestión judía no es distinta del etnonacionalismo. Es etnonacionalismo aplicado a los judíos. Así que ningún etnonacionalista tiene derecho a abstenerse de ello. Una vez que reconozca que los judíos son un pueblo diferente, la solución etnonacionalista a la cuestión judía es el nacionalismo judío, esto es, el Sionismo.

Por supuesto muchos Nacionalistas Blancos tienen mucho más que decir sobre los judíos que simplemente observar que son un pueblo diferente. He argumentado que el destino del Nacionalismo Blanco no depende de una u otra forma del resultado de debates históricos sobre el holocausto. Pero si creo que los judíos no son sólo diferentes de los blancos, sino también enemigos poderosos y malevolentes que conllevan una significante responsabilidad en causar el declive blanco y en oponerse al renacimiento blanco.

Algunos Nacionalistas Blancos no quieren oírlo. Pero incluso siendo así, como he argumentado aquí, ellos aún tienen que enfrentarse con la cuestión judía. Porque los judíos no son nada más y nada menos que un pueblo distintivo, entonces los etnonacionalistas deben llegar al a conclusión que los judíos pertenecen en su propia patria, no en la nuestra. Es tan simple como eso.

 

Related

If you enjoyed this piece, and wish to encourage more like it, give a tip through Paypal. You can earmark your tip directly to the author or translator, or you can put it in a general fund. (Be sure to specify which in the "Add special instructions to seller" box at Paypal.)
This entry was posted in North American New Right and tagged , , , , , , , , . Both comments and trackbacks are currently closed.
    Kindle Subscription
  • EXSURGO Apparel

    Our Titles

    The Importance of James Bond

    In Defense of Prejudice

    Confessions of a Reluctant Hater (2nd ed.)

    The Hypocrisies of Heaven

    Waking Up from the American Dream

    Green Nazis in Space!

    Truth, Justice, and a Nice White Country

    Heidegger in Chicago

    The End of an Era

    Sexual Utopia in Power

    What is a Rune? & Other Essays

    Son of Trevor Lynch's White Nationalist Guide to the Movies

    The Lightning & the Sun

    The Eldritch Evola

    Western Civilization Bites Back

    New Right vs. Old Right

    Lost Violent Souls

    Journey Late at Night: Poems and Translations

    The Non-Hindu Indians & Indian Unity

    Baader Meinhof ceramic pistol, Charles Kraaft 2013

    Jonathan Bowden as Dirty Harry

    The Lost Philosopher, Second Expanded Edition

    Trevor Lynch's A White Nationalist Guide to the Movies

    And Time Rolls On

    The Homo & the Negro

    Artists of the Right

    North American New Right, Vol. 1

    Forever and Ever

    Some Thoughts on Hitler

    Tikkun Olam and Other Poems

    Under the Nihil

    Summoning the Gods

    Hold Back This Day

    The Columbine Pilgrim

    Confessions of a Reluctant Hater

    Taking Our Own Side

    Toward the White Republic

    Distributed Titles

    Tyr, Vol. 4

    Reuben

    The Node

    Axe

    Carl Schmitt Today

    A Sky Without Eagles

    The Way of Men

    Generation Identity

    Nietzsche's Coming God

    The Conservative

    The New Austerities

    Convergence of Catastrophes

    Demon

    Proofs of a Conspiracy

    Fascism viewed from the Right

    Notes on the Third Reich

    Morning Crafts

    New Culture, New Right

    The Fourth Political Theory

    Can Life Prevail?

    The Metaphysics of War

    Fighting for the Essence

    The Arctic Home in the Vedas

    Asatru: A Native European Spirituality

    The Shock of History

    The Prison Notes

    Sex and Deviance

    Standardbearers

    On the Brink of the Abyss

    Beyond Human Rights

    A Handbook of Traditional Living

    Why We Fight

    The Problem of Democracy

    Archeofuturism

    The Path of Cinnabar

    Tyr

    The Lost Philosopher

    Impeachment of Man

    Gold in the Furnace

    Defiance

    The Passing of a Profit & Other Forgotten Stories

    Revolution from Above